Home / Artículos / Contratar el agua, el gas natural y la electricidad







La adquisición de una vivienda supone tener que ocuparse de los suministros de energía, pero también de dar de alta el agua en la misma y de esta manera disponer de todo lo necesario para iniciar una nueva vida.

El usuario tiene que solicitar esta gestión con la mayor rapidez posible, teniendo en cuenta que la contratación del agua debe hacerse con la empresa ligada a su zona, pero el suministro de electricidad y gas natural se puede efectuar con cualquier comercializadora.

 

¿Cómo contratar el gas natural en casa?

La contratación de gas natural en una vivienda es un trámite sencillo, rápido y se puede realizar en una llamada telefónica. Previamente, el usuario debe asegurarse de que tiene la instalación de gas y que es posible solicitar el alta con una comercializadora del mercado energético.

 

Una vez que se ha comprobado esta cuestión puede contactar con la compañía de gas, donde el operador que se encarga de atenderle necesita una serie de datos imprescindibles para iniciar la contratación y que se reflejan a continuación:

 


 

  • Datos de la persona que será titular.
  • Dirección exacta de la vivienda.
  • Cuenta bancaria.
  • Tarifa de acceso de gas natural o estimación del consumo anual de gas.
  • Código Universal del Punto de Suministro (CUPS).
    • Se solicita a la distribuidora en caso de vivienda nueva.
    • Aparece en cualquier factura anterior en las viviendas de segunda ocupación.

 

El plazo estimado para disponer de gas natural en el domicilio es de 5 a 7 días hábiles, donde un técnico de la distribuidora se encarga de instalar el contador de gas y facilitar el suministro al cliente.

 

¿Qué necesito para dar de alta la luz?

La tramitación para dar de alta la electricidad en un domicilio es una gestión muy similar a la del gas, no solo porque también se ofrece la posibilidad de elegir la comercializadora sino por los documentos que se tiene que aportar y que como se puede comprobar son muy parecidos los anteriores:

 

  • Datos del titular.
  • Dirección del piso.
  • Cuenta bancaria.
  • Potencia eléctrica contratada.
  • Código CUPS que es diferente del de gas y también se puede obtener de esas dos maneras.

 

Incluso el plazo para disponer de suministro eléctrico está acotado entre 5 a 7 días hábiles aproximadamente. De hecho, la distribuidora se encarga de mandar también a un técnico que instale el contador y desde ese momento se dispone de electricidad en la vivienda.

 

¿Cómo gestionar la contratación de agua?

El suministro de agua también requiere una contratación con la empresa que se encarga de esa zona, impidiendo que se pueda suscribir un contrato con cualquier otra comercializadora y además requiere más documentos que los abastecimientos tanto de gas como de electricidad:

 

  • Documentación del solicitante.
  • Dirección de la vivienda.
  • Cuenta bancaria.
  • Documento que acredite la ocupación del domicilio.

 

Si la gestión es llevada a cabo por una tercera persona debe disponer, no solo de una autorización expresa del interesado sino también de la escritura de alquiler o compraventa y aportarla junto con el resto de documentación. El tiempo estimado para disponer de suministro de agua depende de la empresa de la zona.

 

¿Qué precio tiene dar de alta el gas, la luz y el agua?

Dar de alta cualquier suministro de energía o agua conlleva un coste para el cliente en el momento de solicitar la tramitación. Generalmente, este importe se abona a través de la primera factura con la comercializadora y varía dependiendo del tipo de abastecimiento:

  • El gas natural tiene un coste de unos 200 euros aproximadamente.
  • El importe de la electricidad puede rondar los 150 euros.
  • El precio depende de la empresa encargada del suministro.

 

Este coste se abona cuando se contrata el suministro, pero también cuando se ha dado de baja y se quiere volver a contratar el gas natural, el agua o la electricidad.